miércoles, 7 de junio de 2017

Dicho sea de paso

Sigo esperando con los dedos torcidos
Que llegue tu sol a eclipsar esta luna
Rodeada de magos, asteroides y peces
sin más que bocas atormentadas,
palabras cortas y muertas.

Taciturno silencio nos rodea
Repleto de árboles marchitos y chuecos
Caemos sobre suelo escarchado
Alejando aquella amarga silueta


#
(La liberación puesta en escena: el pájaro que pierde su jaula, anhela regresar, aun con las alas atrofiadas por esta)
Pero ya tiene remedio, ya tuvo remedio, si que tiene remedio, si que tuvo remedio.

/ Cuánto desastre y cuánta paz

Cuánto desastre y cuánta paz \
~

Hueles a fruta madura aun con tanta distancia
Te siento familiar como aquel abrazo imaginario
Un roce entre las comisuras, como siempre lo soñamos
Un verbo encapsulado en el centro de tus pupilas,
Estático, casi inamovible,
como aquel susurro
que quebró
nuestro
silencio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario