jueves, 23 de marzo de 2017

Mea culpa

Persona triste con momentos felices pide bajarse de la montaña rusa, que ya fue suficiente, que el corazón se terminó de apagar, que merecemos un poco (aunque sea un poco) más que esto.
Yo que me apagué, perdí la energía y luz que en su momento me representó, me negué a mi propio yo y sus límites por pechar un poquito de amor que sea, como me han dicho muchas veces, hoy repito y grito BASTA.
Hoy quiero pensar que no soy yo, que es cosa de tiempo y en realidá estoy escondida, durmiendo e ivernando, hecha un nudo, aquel invierno tan duro y eterno que vive mi corazón.
Y es que las hogueras de media hora y los orgasmos acumulados no son más que chispas que se disipan en la neblina mental que nos abunda, no gastemos energía en fuegos artificiales sintéticos. Hay amor, no lo negaré, pero hay tanto que envenena, tanto que asfixia y no deja respirar.

Puedo publicar, puedo escribir, puedo pensar lo que yo quiera en este espacio que es mio y solo mio y siempresiempre lo fue, siempre desde antes del acontecimiento, desde antes que todo, siempre estuve aquí dejando tatuados mis recuerdos. Y si me leen, si me encuentran exagerada, razón tendrán y pueden ahorrarse todo evitando pasar los ojos por aquí.
Siento un fueguito, una mecha que comienza a arder, algo nuevo, tibio y solo mio.

Vamos despertando de este invierno..

miércoles, 22 de marzo de 2017

Porque, esas cosas no tienen importancia

Cuando pasas de girasol a.. nada?
(Hay cosas tan importantes, tan profundas que no merecen explicación. Y quebrarlas de una u otra forma queda reducido al charco en la almohada.. charquito porque claro, son cosas sin importancia)