jueves, 21 de enero de 2016

Roy podría escribir mi vida

—¿Qué es el amor tóxico?—me preguntó tímidamente el principito.
— El amor tiene que ver con la autoestima. La autoestima es la visión que tú tienes de ti mismo, por dentro. Tus padres se encargan de destruirla cuando eres niño. Es una de las funciones básicas de los padres junto con la de darte la merienda y gritarse entre ellos. Entonces llegas a la adolescencia con una autoestima defectuosa y se la donas a la primera persona que te mira a los ojos mientras te provoca orgasmos. El orgasmo es un placer muy grande que hace que te olvides de la muerte. Resulta que esta situación anómala del amor te hace sentirte delgado e inteligente y como si volaras. Luego esa persona se va y te sientes gordo y tonto y con los pies pesados. Eso es, en resumen, el amor.
—Entonces yo no quiero enamorarme—dijo el principito sujetando con más fuerza la rosa.


Roy Galán

No hay comentarios:

Publicar un comentario