domingo, 20 de diciembre de 2015

Roy


Nadie nos debe absolutamente nada, pero nos acostumbramos tanto y tan mal. Tanto y tan mal.
(...)
No te quedes con nada para luego, porque luego no habrá nada.
R.G.

No hay comentarios:

Publicar un comentario