miércoles, 1 de julio de 2015

No me hables de sufrir

Voy a escudarme en la duda de no saber.
{No quiero saber. No quiero saberme saber}
Así, haciendo de cuentas que nada pasa, se puede respirar pausado, se puede llorar sin culpa, se puede dormir temprano.
No me digas que está mal. Porque mal está hacer daño; 'porque te amo pero me lleno la boca de otros pétalos' (y si hablamos así sabemos que no funciona; se me atasca la mecánica cardíaca, bien sabés). Pero como yo me pongo el parche antes de la herida (y como contigo jamásjamás se sabe), por eso mismo prefiero no saber.
Quiéreme, no hagas más preguntas y sólo quiéreme. Tampoco buscaré tus respuestas (yanomás).
Es usted libre de pecar sin culpa.
(Pero hey.. aunque te suene patético sigo con la leve esperanza de que algún día te atrevas a estar sólo conmigo, porque sé que no es fácil para vos, porque entiendo que tampoco es fácil para mi..)

No hay comentarios:

Publicar un comentario