domingo, 26 de julio de 2015

M.B.





Todos necesitamos alguna vez un cómplice, alguien que nos ayude a usar el corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario