sábado, 13 de junio de 2015

Morder

Vuelve a clavar
tus dientes
en mi cuello.
Una..
y otra..
y otra vez..

Deja el trazado 
de tu mandíbula
sobre la tinta;
imitando
el rasguño
que se desliza
sin prisa.
(portuespalda)


Evidencia 
del deseo,
del complemento;
(perfecto)
de la fusión
infinita
de nuestros
cuerpos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario