lunes, 26 de enero de 2015

..Y se hizo entrada


Y el día en que seamos los dos.. ¿Llegará? ¿Estaremos para eso?, porque la verdá no parece ni siquiera que lo intentemos..
Estamos tan seguros del amor excepcional del otro que no tememos al daño (ni al auto-ejercido), tanto así que sabemos del perdón,
sabemos de olvidar, de lo divino que es; que podemos seguir así, con el corazón a tientas.. pero seguir, aún así seguir.
Somos más que la sonrisa que nos quiebra los labios, muchísimo más que las lágrimas atoradas en los ojos; la mirada sincera y ese beso culpable.
¿Llegará? ¿Realmente queremos llegar a eso?.
¿Sabés?.. Si puedo ser sincera con vos.. sos tantas cosas, me completas de una manera tan única e incomparable, que no me molestaría que fuéramos dos (quizás tres, contando
a Luna). Pero a pesar de eso siempre (a los dos) se nos queda la puerta abierta, si, esperando que el viento la rompa de un soplido (como a nosotros).
{¿Hacemos ésto para experimentar cuanto podemos aguantar así?}
Sé que queda gente por conocer, cosas por vivir, etcetera.. pero aún así, créeme cuando te digo que en este momento no me gustaría estar con nadie más que con vos.
Créelo, aunque no me confíes.
Créelo, aunque el sabor amargo te inunde la boca.
Créelo, andá.. créelo. Te reto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario