martes, 15 de octubre de 2013

Historia de vagones 8

Desapercibido

El nudo en la garganta, el temblorcito en las manos, los ojitos inundados y abiertos por la sorpresa, sumados (+) a la incomodidad al no poder apoyar la espalda, ni la cabeza, ni las emociones.
Las lagrimas delineando, más no cayendo. El agüita que se absorve pa' no demostrar.

"Se murió"
no falleció
"Se murió"
"Avellaneda se murió"

(y con ella me morí yo)

1 comentario: