martes, 5 de marzo de 2013

Yo haciendo hora para el examen de inglés, intentando leer Rayuela, mientras los misiles de la conciencia y el loro mental me atacan por todos lados.
Me gusta estar aquí, el viento sopla, el sol se cuela entra las hojas, no hay mucho ruido. Estoy feliz de que pronto serán mis territorios.
Camila, eres tan torpe por dejar tu libreta en casa, escondida, dentro de esa bolsa dentro del closet, dándotelas de pirata enterrando el tesoro (y si que deberían estar enterradas esas palabras, en lo más profundo, tan así que te olvidarías de ellas y.. "asunto arreglado").
Ya gasté casi toda la hoja..
Que desperdicio.. 
Quería describir la vibración de mi compañero de banca. Hablando por celular algo del italiano, y yo en Cortázar y él en su gran amigo y la banca masajeándonos las espaldas al unisono de su voz.
Ya sólo faltan ...(haciendo la cuenta..) 50 minutos, bueno.. es bastante, pero podré llevarlos intentando descifrar a Julio, oh! si sos un genio ché!.
{No creo lo que creo que me hacen creer}
Estoy dando la fachada de humanista, jajá soy tan torpe..
Y el sol me quema los hombros y el sol sopla y mueve a los fugitivos, algún día crecerán y caerán en mis redes, literalmente. 
Vuelvo con Julio, 
ahora si 
¡CHAO!

Pd: Debería buscar sombra
Pd2 (después de ir a comprar Grill, entrar a la universidad y ver a toda la masa de gente que esperaba dar el examen de inglés): Nunca más sigas tus impulsos.

Y bueno debo agregar que luego de esperar horas no pude rendir el examen, como ayer, pero conocí a varias chiquillas, mañana volveré a ir. 
La tercera es la vencida, dicen.

2 comentarios: