viernes, 1 de marzo de 2013

Y cuando no nos resulta el escribir (JAJA!) nos queda tan sólo citar, como por ejemplo ésta que encontré en el libro:

"Rompí a llorar. Me encanta esa expresión. No se dice rompí a comer o rompí a caminar. Rompes a llorar o reír. Creo que vale la pena hacerse añicos por esos sentimientos."

No hay comentarios:

Publicar un comentario