miércoles, 13 de marzo de 2013

Historia de vagones 5

Incidente

Eran ya las ocho de la tarde, luego de una larguísima jornada de estudio volvía a mi casa, cansada, hablando con Cote sobre diversos temas. Al momento de irse ella me abrazó y exclamó "¡Nos vemos mañana!", se bajó al abrirse las puertas y siguió su rumbo entre la muchedumbre. Yo seguía en aquel vagón, durante el viaje sentía la brisa que chocaba contra mi cara al entrar por alguna ventana cercana (que finalmente nunca descubrí), tomé posición, saqué mis audífonos y brotó esa melodía que tanto me gusta, un día ayer. Me dejé caer contra la puerta posterior del vagón, esa que siempre me recibe, la que no se debería abrir, la que por libreto se mantiene cerrada y de adorno (siempre pienso en la posibilidad de que algún día apoyada sobre ésta algún percance, algún descuido del maquinista, accidentalmente, abriera aquella puerta y me dejara caer sobre los rieles del metro.. veo cada cuadro, el movimiento frenético de mis manos intentando agarrarse de algo, un close-up a la gente mientras me ven hundirme en la oscuridad del túnel.. etc. Y es por eso que aveces intento no apoyarme del todo sobre la puerta, just in case).
En fin, volviendo a las ocho cinco minutos, parecía que el tren se pondría en marcha pero no. Se apagan las luces y sólo se mantienen encendidas las de emergencia, brota la voz del chofer un poco nervioso, "..alguien cayó al metro en estación Los Presidentes". Justo una estación antes. Escucho al señor que rozaba mi hombro izquierdo, "tenemos pa' rato", refunfuñando, y sólo cruzo los ojos por todo el vagón, veo gente que sale, gente que entra, gente que opta por sentarse en el suelo, gente que a pesar de estar detenido el tren seguía tomada del pasamanos, gente inmersa en su lectura, gente y más gente. Y cuando ya todos nos acostumbrábamos a la idea del no-movimiento las luces se prenden y nos ponemos en marcha. No fue tan terrible, pienso, y espero que quien haya resbalado, seguido algún fantasma, cualquiera haya sido el motivo de su caída, esté bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario