viernes, 18 de enero de 2013

Hay cosas que el destino no puede cambiar (la armonía entre el viento y el árbol, el amarillo achinado del sol, el cosquilleo que se siente al ver volar un pájaro, las ganas de volar, preguntarse "por qué", pensar el "porque", equivocarse y exclamar QUÉ..). Para todo lo demás existe el tiempo (des-y-amores, estados de ánimo (disponibles en gran variedad de colores), que el cielo esté arriba, el orgullo ante "las cosas que no se hacen", entre otros muchos, diversos, estrafalarios, indiscutibles e infinitos modificables)
(Copiando) Mejorando el eslogan de Mastercard. (exijo algún dinerito por la publicidad)

No hay comentarios:

Publicar un comentario