viernes, 25 de enero de 2013

Beautiful stranger, I wanna loose my mind
Beautiful stranger, in the depth of your eyes..

jueves, 24 de enero de 2013

Cuando las cosas están de más

De lejos lo divisé y supe enseguida que era él, ya un poco más alto y con rasgos adquiridos con la edad. Su pelo hecho dreads anudados desde la nuca, audífonos grandes envolviéndolo en su propia atmósfera, polera dos tallas más grande y lentes de la temporada. 
Pasó a mi lado, una sonrisa bastó, nada de "hola" ni "adiós", mucho menos "tanto tiempo" o "¿qué ha sido de ti?", el diálogo estaba de más, cualquier palabra sobraba en ese momento. 
En esa sonrisa, flotando, la estela que queda de la infancia, para ese entonces creo que me gustaba, no estoy segura, más bien, creo que nunca lo asumí.. da igual
Siempre lo creí tan encantador (todo lo contrario a su hermano Pablo) era de esas personas que sabes que por esencia son buenas, pero bueno, el tiempo pasa y las cosas cambian ¿no?. 
Debo admitir que extrañaba esa sonrisa, su persona en si, quizás hasta pensé en hablarle, hacerle saber que mi voz había cambiado, que lo recordaba, ¿se lo habré dicho indirectamente con esa sonrisa?, pero ya hace mucho que no es el mismo Pipe con el que jugaba en la plaza, o eso me da a entender, es inevitable. 
Que lástima
Que nostalgia 
Que patética.
Camila

miércoles, 23 de enero de 2013


Cuando era niña (estamos hablando hace más o menos 15 años atrás) era hija única, pasaba mis días en el jardín infantil o en la casa de mi abuela (escenarios principales de mi infancia). En ese entonces mi pieza estaba decorada con un papel mural blanco con puntos rosados, rosados al igual que la cortina que caía frente al ventanal.
Al ser hija única me encerraba en mi pieza y jugaba "sola", ¿por qué sola entre comillas?, bueno, yo tenía amigos imaginarios (varios) con los que pasaba mis días jugando y riendo a más no poder. 
Sus nombres eran simples (para ese entonces tenía 3 años) "Lala", "Lilo", "Lolo" y bueno.. sus derivados.
Mi mamá me contó que los trataba como si realmente existieran, porque no existieron.. ¿verdad?.
Por ejemplo, me bañaba con ellos y le pedía a mi mamá que los jabonara como a mi, le exigía  a mi mamá un puesto en la mesa para ellos, tenían que subirlos al auto y tambien bajarlos, caminaba tomada de la mano de mamá y en la otra mi amigo imaginario (que tenía que elegir ya que no podía salir con toda la pandilla), cuando estaba desordenada mi pieza le decía a mi mamá que habían sido ellos (bueno quizás me excusaba con eso, o quizás no), entre otros episodios que se han borrado con el pasar del tiempo.
Ellos emigraron con la llegada de Sebastián (mi hermano) o bueno no tengo más recuerdos de ellos después de eso. ¿Dónde fueron?, ¿Dónde estarán?, ¿Qué eran?, ¿Cómo pude llegar a estar tan convencida de su existencia?. Me inundan millones de preguntas, ¿Será que son cosa de hijos únicos que al estar solos inventan compañeros de juego?. Quien sabe.

martes, 22 de enero de 2013

Historia de vagones 4

Celestial

Estaba sentada esperando a Kevin en metro Grecia (prueba infalible de que el karma existe), cincuenta minutos de retraso, ¿tantos he acumulado?. Gracias.
Si bien no me gusta esperar es mejor cuando se hace leyendo, sin calor y sentada (sin apoyar la espalda, detalle importantísimo), y luego empieza, suena, brota desde el techo la melodía, una flauta traversa (indiscutible), sino, algún instrumento angelical de viento, me trae bonitos recuerdos, no me lo explico pero ahí están, su sonar causa en mi el nacimiento de un sol en el pecho, algo así, si se pudiera comparar con un hecho cósmico. 
Se esfumó. Ni avisó. Sólo desapareció, y en su lugar volvió ese sonidito eléctrico que avisa la llegada del próximo tren. Espero que vuelva, aunque sea una nota para describirla aquí, para que sea más verídico, para que al leer pueda escucharla entrar por mi tímpano. 
Si no es mucha molestia, intérprete anónimo, ¡Baje del techo y hágase escuchar de una buena vez!.

Pd: Me alegra andar con esta libreta, así se me escapan menos detalles (justo a tiempo llega Kevin, me mira con cara de "perdóname" y me abraza. ¡Cuanta ternura! preocupado por su demora, jaja!).-


Camila

domingo, 20 de enero de 2013

sábado, 19 de enero de 2013

Que maravilloso estuvo el atardecer hoy. Un poco complicado de ver al estar en el auto. Fue, más bien, "casa-casa-casa-Sol-casa-casa-Sol-edificio-Sol", pero de todos modos se veía precioso.

¡A florecer!

viernes, 18 de enero de 2013

Celestial

¿Celestial de celeste, o celestial derivado del cielo, o celestial de "el cielo es celeste"?
No lo sé, cualquiera que sea, de algo puedo estar segura (convencida, totalmente entregada) es que la flauta traversa de hoy fue celestial. O eso creo, venía del cielo, si, su intérprete era celeste, no lo sé, o, el sonido era celeste, tampoco lo sé, pero algo de celestial tenía y con eso basta (pero no sobra).

Próximamente, "historia de vagones cuatro" directo desde el cuadernillo de chancho verde (que bonito formato, ¿no?)
Hay cosas que el destino no puede cambiar (la armonía entre el viento y el árbol, el amarillo achinado del sol, el cosquilleo que se siente al ver volar un pájaro, las ganas de volar, preguntarse "por qué", pensar el "porque", equivocarse y exclamar QUÉ..). Para todo lo demás existe el tiempo (des-y-amores, estados de ánimo (disponibles en gran variedad de colores), que el cielo esté arriba, el orgullo ante "las cosas que no se hacen", entre otros muchos, diversos, estrafalarios, indiscutibles e infinitos modificables)
(Copiando) Mejorando el eslogan de Mastercard. (exijo algún dinerito por la publicidad)

jueves, 17 de enero de 2013

miércoles, 16 de enero de 2013


¡Jajajajaja!
Nuestras citas por siempre, necesitaba su espacio en mi blog.
Tania compañera de mil y un cajas familiares de papas fritas
SalsadeajoySalsadequeso♥
te amo montones y más preciosa :)

bajo el párpado


Voy a morderme las uñas por un rato, para controlar el estrés que causa en mi tu distancia, tu lejos, tu no estar aquí conmigo (para mi).
Mientras una pierna tiembla sobre la otra en un gesto nervioso, mis párpados hacen lo suyo frenéticamente, dejando de lado la rutina del parpadeo femenino, lento y apaciguado.
Será que la cafeína atrofia mis estímulos y poco a poco pierdo la cordura que tanto orgullo me da, y luego de que eso ocurra, ¿qué quedará de mi?, la parte oscura, de grafito, el bosquejo del personaje que tanto he modificado con el paso de los años y que te tiene a ti embobado, un poco elevado y fuera de sus casillas.
Y es que no me sorprendería que fuera sólo por mis caprichos que estuvieras en estos momentos con la mirada perdida en algún aromo, pensando en cuanto disfruto los paisajes de carretera, y cuantas veces te lo he mencionado (para llegar a integrarlo en tu materia gris), creando la respuesta inmediata ante el árbol, mi voz chillona y mis ojos almendrados, cumpliendo así, una vez más, otro de mis tantos, sin límites ni medidas, caprichos alados.
Extraño tus manos sobre la mesa y tu sonrisa destellando, colándose por mis pupilas como el sol entrando por la cortina, un tanto entrometidos, pero con las mismas intenciones de calentar el espacio, dando paso a tu mirada, fija en mis comisuras, buscando algo más allá, algo como el escalofrío dorsal que produce y termina por hacer vibrar mis entrañas, apresurar el proceso sístole-diástole. Y empieza el monólogo interno y mis dientes presionando el labio inferior, intentando seguir tu juego de elevadas temperaturas, haciendo algo por sobre las servilletas y el mantel que combina con tu piel. Pero mira si te has adentrado, tan hondo, tan profundo, me vuelve el colorcito a las mejillas, tus besos incesantes entre las costillas..
Espera, te pierdo, ¿por qué se oscurece la escena?.
Eran las 2 de la tarde, seguía sentada ahí mismo, con los puños apretados y los ojos entreabiertos, buscando el por qué te esfumaste así no más.. y es que la imaginación dura (en ambos sentidos de la palabra), siempre menos de lo que debería durar. 
El café frío descansaba en la taza, vamos que se hace tarde, me daba a entender, no hay tiempo que perder.

martes, 15 de enero de 2013

¡En qué momento se hizo tan tarde!, ya son las cuatro de la tarde..
Y después tú te quejas de que sientes que no tienes vacaciones, que los días pasan volando, blablablá. 
Ay Camila, ¡me haces tanto reir!

Historia de vagones 3

Un último favor

Ayer fui con mi mamá a ver el tema de "ir a dar pena a la directora de carrera para que me den un cupo en la universidad". Subimos al metro, mi mamá siempre tiene la mala costumbre de ir sentada en el metro por lo que cuando un pasajero desocupa un asiento corre y lo alcanza, y ésta no fue la excepción.
Se bajaron dos ocupantes de sillas en Plaza Egaña, justo dos que iban uno al lado del otro, "Cami siéntate!", me senté, pero justo subió una señora de edad, delgada y la piel dividida en arrugas, pelo tomado, aire de ternura, "Cami" me dijo mi mamá, seguí su mirada y apuntaba directamente a la señora antes mencionada, le toqué el brazo y la invité a sentarse, "no te molestes" me dijo, pero yo ya estaba de pie frente a ella y la ayudé a sentarse.
Nos bajamos en Tobalaba, combinación, al subir al siguiente tren, "Cami, notaste que esa señora tenía un aire a tu abuela Angélica", si, se parecían mucho, en lo delgadas, el pelo tomado disimulando las canas con tintura, quizás no mucho las arrugas pero si su vestimenta y debilidad ante el freno del metro, "Si" le dije descansando la mirada lejos para que no notara la nostalgia que se apoderaba de ellos, si bien nunca fui muy cercana a ella mi nostalgia se basa en los momentos que pude haber tenido con ella más adelante y no pudieron ser por ciertas cosas que el destino intenta explicar y nadie entiende, "Ya son casi cuatro años desde que murió, si estuviera aquí.. ¿Crees que se vería como la abuelita del metro?", agregó, "Jaja.. no creo, ella se veía mayor, la abuela se vería un poco más joven" dije mientras sonreía.
Antes de encontrarme con mi mamá en el andén, antes de haber tomado el metro y mucho antes de haber cedido el asiento a tal aparición estaba yo sentada en el paradero, esperando la micro para sacar unas fotos de carnet (que después de todo no sirvieron para nada, ¡bien!) y ahí estaba sonando en los audífonos "Hablar de ti", por una extraña razón no cambié la canción y la escuché hasta que terminó, mirando los árboles y siendo atacada por todos esos "flashback" que aparecen en momentos como ese. "De todas maneras me gustó rondar el cementerio", ¿podría ser aún más precisa la letra?, no es sorpresa que siempre la evite cuando aparece en la reproducción aleatoria pero tenía que escucharla, María Angélica tenía que hacer presencia aquel día, no una sino dos veces y eso me hace pensar que está presente y se ríe ahora mismo de las tonteras que llego a pensar y/o escribir al recordar-la.

Camila

sábado, 12 de enero de 2013


Si, la verdad es que salgo asquerosa pero nada de eso importa♥
Lo mejor estar frente al escenario junto a mi franbonita, llegar como dos horas antes, que bailara, se riera, CANTARA SEGUNDA VUELTA, CRÓNICA Y EXCAVADOR DE TUMBAS, que me tocara la mano, que me pasaran la botella que tenía al lado de su teclado y el playlist, buscarla, que me firmara el playlist y sacarme una foto con ella♥
LO MEJOR DE TODA MI VIDA!
Centro cultural Amanda - Viernes 13 de Enero.

viernes, 11 de enero de 2013

"El amor es una forma de prejuicio. Tú amas lo que necesitas, amas lo que te hace sentir bien, amas lo que es conveniente. ¿Cómo puedes decir que amas a una persona cuando hay por ahí diez mil personas en el mundo que amarías más si las conocieras? Pero nunca las conocerás." - C.B.
Íbamos con Tania caminando al paradero, cruzando calles, doblando reiteradas veces, conversando y riendo de la vida.
Íbamos con Tania y entramos a la calle..
-Tania, ya había soñado con esta calle. No tiene salida.. ¿verdad?
-Camila no tiene salida.. ¿me estás webiando?
-No, de verdad.. había soñado con esta calle el año pasado o quizás el antepasado, no estoy segura. ¡Que loco!
-¡Camila que miedo!
Pude volver al sueño, corriendo hasta llegar a la reja que cortaba la calle (cerrada), buscando en una casa alguna llave para abrirla.
Viaje astral me dijeron por ahí, que increible, digo yo.
Quiero saber más respecto al tema, necesito.

jueves, 10 de enero de 2013


les presento lo más blanco..
¡YO!

Día hermoso con mi Tania preciosa♥


y dale alegría alegría a mi corazón.. te amo, eres lo mejor que puede existir en el universo completo.

martes, 8 de enero de 2013

¡Que linda mi mamá! 
íbamos en el auto camino a la feria y suena por la radio "Santiago en cien palabras" con esa típica voz animada de comercial que te incita a participar o a lo menos te deja la semillita del concurso plantada en la cabeza, ella me mira (bueno, poza sus ojos dos segundos para después volver al camino y al semáforo que se aproximaba) y exclama: ¡Cami escribe algo y lo mandas!, a lo que yo respondo con una risotada y un "ay mamá no". Que tierno que tenga presente que gusto de escribir (aún así me tomó por sorpresa)

lunes, 7 de enero de 2013

*- Y qué esperas Camila, ¡Hasta cuándo!
- no espero nada
*- ¿Cómo que no esperas nada?
- Bueno agreguémosle el supongo.
*- ¿Entre paréntesis y cursiva?
- Si, Porfavor
*- Entonces quedaría así, "no espero nada (supongo)"
- ¡Exacto!
*- A lo que yo responderé, supones mal
- Que esté en negrita.. ¿Quiere decir algo?
*- Sabes bien que así es
- . . .

viernes, 4 de enero de 2013


{Y sin embargo, matamos lo que amamos, 
que lo sepan todos
Algunos lo hacen con una palabra, 
Otros, con una mirada, 
El cobarde lo hace con un beso, 
El valiente lo hace con la espada}


jueves, 3 de enero de 2013

Rubí

Pisé un vaso, con la planta del pie pisé un vaso, el vaso encontró mi pie en el espacio y mi pie encontró al vaso en el mismo espacio, se hizo parte de mi espacio y abrió paso a uno nuevo. El vaso se coló en mi pie y sin preguntar me cortó la piel, la piel me cortó el vaso y la sangre brotó, lo inundó y le cumplió el sueño, el sueño de todo vaso. 
El rubí se perdía en mi pie, el vaso desaparecía en la metamorfosis, el rojo era su color, el rojo que coloreaba toda la escena. Y mi pie, y el rubí, y la piel, y el vaso inexistente me miraban, esperando alguna reacción de mi parte, y yo sólo asentí, sonreí y lo miré. Si señor, su destino era ser rubí. Se ruborizó.

Camila

martes, 1 de enero de 2013

- Camila, ¿te puedo hacer una pregunta?, además de la que te estoy formulando ahora..
- ¡Claro! pregunta..
- ¿Siempre haces las cosas esperando algo a cambio?
- ¿Siempre?.. no..
- Menos mal.
- Menos mal -dijo incómoda, mirando al piso-