sábado, 22 de septiembre de 2012

Es tragicómico que mi mamá los días Sábado se emocione en sus almuerzos, los haga lentamente y disfrutando cada cosa, cortar, sacar las ollas, etc, etc. Cuando en realidad debería ser algo simple como arroz con nuggets, o algo express, siempre nos alcanza el tiempo y se nos pasa volando, llegando así (siempre) tarde a Scout, los almuerzos de mi mamá son exquisitos, pero podría dejarlos para el Domingo, sólo que le da flojera cocinar el Domingo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario