martes, 18 de septiembre de 2012

(casi)Anáfora

A veces (siempre) se me hace difícil esperarte, de consuelo me queda imaginarte y tener ese peluche de snoopy en tu lugar.
A veces (siempre) te extraño a más no poder cuando te vas, mi imaginación me juega en contra, y lloro un poquito y con pena muchita.
A veces (siempre) me quedo pensando en ti antes de dormir, nos veo caminando sobre tardes eternas con el sol en las mejillas, me veo a mi en tus ojos, y te veo a ti en mi abrazo.
A veces (siempre) se me humedecen las mejillas cuando pienso que podrías irte, cuando pienso que el tiempo nos gasta y nuestras conversaciones tienden cada vez a ser más cortas y pausadas.
A veces (siempre) te escribo, te dedico canciones y largas horas de pensamiento, porque tiendes a aparecer en todo lo que veo, en todo lo que digo y todo lo que pienso.
A veces (siempre) me interrumpe tu recuerdo durante el día, durante la noche, durante la vida.
A veces (siempre) me cuestiono nuestro amor, qué nos mantiene todavía juntos?, por qué aún no te aburres de mi?.
A veces (siempre) te amo, y eres lo único capaz de llenarme y vaciarme al mismo tiempo, el único que dejo entrar tanto a mi aurícula como a mi ventrículo, y con quien espero pasar mi vida entera.

No te imaginas todo lo que me haces sentir, todo lo que te amo, y como (en este preciso instante) te necesito rodeándome con tus brazos.    
Camila

No hay comentarios:

Publicar un comentario