miércoles, 8 de agosto de 2012

Lunes

Nosotros el Lunes, qué día.
Primero mentir, hacer entender a mi mamá de que estaba en el preuniversitario cuando en realidad estaba en tu casa.
En tu pieza, no me acordaba que habías cambiado su disposición, nos descontrolamos (con todas sus letras) y pudimos desbordar y sacar de muy adentro lo que manteniamos como prisionero de la imaginación.
Rosarte la piel y sentir tu respiración agitada entre los labios, tocarte y murmurar intentos de palabras, exclamar de goce.
Luego de tanto jaleo la tranquilidad.
Acostados entre tus sábanas, acariciándonos, tan sutiles. Mirarnos, y repetir los "te amo"s.
Fue lo mejor, el mejor día, lo mejor de todos los tiempos.
Pero aún mejor estando contigo, Andrés.-
Muchomuchoamor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario