viernes, 24 de febrero de 2012

Si en sangre tibia se muere, no te desesperes, porque yo tambien lloraba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario