viernes, 4 de noviembre de 2011

Y en instantes me cenizo
Sí, me vuelvo cenizas
Buscando refugio en estrellas lejanas,
en su brillo, en su calor.


Nadie nos advirtió
y aún así aquí estamos
colgados de lo que queda
esa gota de rocio.
La esperanza de Pandora.


Porque las palabras no te encadenan
y las acciones con el tiempo se desvanecen
Como aire y el polvo, las cenizas que no vuelven.
Asi es, y nadie nos adivirtió de aquello.


Camila

No hay comentarios:

Publicar un comentario