domingo, 23 de octubre de 2011

Es oficial: No puedo morir sin haber aprendido a tocar piano.
Hoy estaba fascinada con él.
Fue un día bonito, bonito al ser Domingo, compartido con Andrés (cómo no va a ser bonito)
No sé escribir, es de noche, y al serlo, entono un adiós. .

No hay comentarios:

Publicar un comentario