martes, 9 de agosto de 2011

Tres, dos, uno;
 vamos devolviendo las manecillas contra horario, 
vamos devolviendo los segundos prestados.
Ves como las olas vuelven, 
como las rocas se retuercen de frío 
y como las nubes calman el cielo azulado, 
inquieto de volver donde comenzó.
Los bosques duermen mientras el viento los cobija, 
con los cantos melancólicos de un alma efervescente, 
esperando la última rotación terrestre, 
envolviendo cada giro entre las corcheas de sus suspiros.
Te ves azul, un poco púrpura por la luz. . 
el tiempo sólo se devuelve, es cosa de todos los días, 
no es nada nuevo, como lo es el respirar.. 
algo perpetuo.


Camila.

1 comentario: