martes, 5 de abril de 2011

Sí tú me quisieras más, quizás, no estaría llorándote. . llorándote. Aún que nunca me alcanzara yo daría, todo el tiempo, te regalaría todo el tiempo a tí. Querer no es sólo sufrir en mi vida, que es una sola, quiero alegría más que lamento, quiero alegría más que lamento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario