jueves, 14 de abril de 2011

Señorita, permítame anunciarle que su cabeza flota en la Luna, mientras sus pies respiran en la Tierra.
Sus ojos lloran en Plutón, y su sonrisa brilla en cada estrella.
Los brazos volando están en Saturno, su boca toma un café con Neptuno.
Jupiter aconseja débilmente a sus oidos, Venus acurruca sus sentimientos perdidos.
Mercurio le cuenta chistes a su nariz, los miedos escaparon a un extraño país
Urano baila con algunas miradas, Marte lleva sus dedos a la cama
y en la otra habitación, las piernas descansan sobre alguna constelación.
Pero de todas aquellas noticias, la más rara es la siguiente. .
Encontramos, finalmente, su corazón, en el Sol.


camila.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario