jueves, 21 de abril de 2011

Diez y ocho elevado a diez y ocho, el ojo izquierdo llora y mi mente repite aquella cifra. Cada noche me convenso que mi mente está cada vez más caótica y busca pleitos, la castigaré con el sueño para ver si aprende a comportarse.
Nota para tí misma: Controla los celos sin fundamentos (si tu mente los crea, no cuentan. No me discutas Camila)
Nota número dos: CONTROLA EL LAGRIMAL WEONA.
Pd: Hoy me voy a la playa, mañana a la otra playa y ahí me espera Andrés (Qué mágico es todo ésto).

No hay comentarios:

Publicar un comentario