viernes, 8 de abril de 2011

De notas, de bromas y carreras al baño.
De lágrimas, disculpas y confusión.
De abrazos, besos y palabras de perdón.
Se puede resumir mi día Jueves, el constante cambio de la vida y el odio que vive escondido hace días, finalmente dieron sus frutos, modificando el hoy sin saludar a ese individuo e irritarme con sólo escuchar su nombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario