viernes, 11 de marzo de 2011

lluéveme un poquito cielito nocturno :)
Digamos que hoy fue un día distinto, el sol no salió, el cielo estaba para llorar (como digo yo), hice abdominales seguidos y no me dolió la espalda (milagro), llegué con hambre a mi casa, gritaba por todo, me reía por todo, le dije maricón a Andrés dos veces, sí pense que no me llamarías, Japón saturando la tv, me ahogo en chocolate.
Digamos que  hoy fue un día distinto, para que se sienta de ese modo.
y así aclarar que las dudas existenciales no son parte de todos los días sino de días como él, tan sólo distintos.
andrés te amo y quédate por siempre conmigo, pan de cada día.


camila te va bien con el control del lagrimal, cada día lo manejas más

No hay comentarios:

Publicar un comentario