jueves, 3 de febrero de 2011

Sí, le hecho la culpa al síndrome pre-menstrual de mi alta sensibilidad y ganas de llorar. Me iré a bañar y así saciaré las ganas y haré (como siempre) que no ha pasado nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario