domingo, 27 de febrero de 2011

Que sonría el idiota, el soñador por naturaleza, que le cuesta expresar cualquier tipo de coherencia.
Aquel que camina con las manos y piensa con los pies, que no se da cuenta y todo le sale al revez.
Quien se dedica a navegar en círculos de tanto mirar el cielo, mares de palabras en idioma extranjero.
El que no entiende nada pero a la vez lo sabe todo, a tí me dirijo aunque solo me escuchen tus codos.
(por continuar)
camila

No hay comentarios:

Publicar un comentario