jueves, 6 de enero de 2011

La luz inunda mis poros, y como si fuera poco me derrite los párpados.
sigo con las uñas sin pintar, con unas ganas interminables de verlo,
saltar y juguetear entre sus ojos, como lo extraño. .
Es tarde, tengo sueño pero lo ignoro, me tranquiliza escuchar teclas
y que eso me certifique que sigo pensando.
Los días pasan lentos, las cosas por hacer se acumulan en mis oídos
pero aun así sigo tecleando más palabras, será que es lo único
que sé hacer bien.
Lo extraño, si lo dije antes y lo haría millonadas de veces, vuelvan
pronto ojillos verdes que se me queman los labios sin su presencia.
Y sin más blablabla, me despido coloreando las letras para darle el
toque femenino a esta entrada, más bien al blog entero.
Hasta otro encuentro, señorita imaginación


Camila

No hay comentarios:

Publicar un comentario