viernes, 7 de enero de 2011

"Esque no le ven lo que nosotras a nuestra compañía",  se le quebraba la voz y las lágrimas inundaban sus ojos. Era cierto y nada le dolía más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario