lunes, 20 de diciembre de 2010

Hasta ser nada flotanto tomados de la manito, como se dijo hoy caballero.
Llorando. . quién lo diría, eres lo mejor, realmente lo eres.
Porque nunca existió en la vida un abrazo como el de ese momento, tan lleno de sentimiento, tan puro, tan perfecto y nuestro.
Te amo como a nadie, gracias por exactamente todo corazón, sobre todo por tus ojitos verdes contrastado con ese rosa pálido. . y en esta ocacion rojos de furia, no les gusta lo salado de las lágrimas. . tu entenderás.
Hagamos juntos la eternidad amorcito. *

No hay comentarios:

Publicar un comentario