jueves, 2 de septiembre de 2010

Pero al amor no basta con darle cuerda y mirarlo, no esperes más a las agujas del reloj que a ellas no les importáis tú ni nadie . *

No hay comentarios:

Publicar un comentario