miércoles, 22 de septiembre de 2010

A las chicas nos enseñan muchas cosas mientras crecemos, si un niño te golpea. . le gustas, nunca intentes enmendar tus tropiezos y algún día conocerás a un chico maravilloso y tendrás tu propio final feliz.
Cada película que vemos, cada historia que nos cuentan nos implora esperar por eso, el tercer acto tiene un giro, la inesperada declaración de amor, la excepcion a la regla.
Pero aveces nos concentramos tanto en encontrar nuestro final feliz que no aprendemos a interpretar las señales, cómo distinguir a quienes les gustamos de quienes no, aquellos que se quedarán de aquellos que se irán.
Y tal vez este final feliz no incluya un chico maravilloso, tal vez seas , sola, rearmando las piesas y comenzando de nuevo, liberándote a tí misma para algo mejor en el futuro, tal vez el final feliz sea solo . . continuar.
O tal vez el final feliz es este, saber que después de esperar esas llamadas y los corazones rotos, de toodas las equivocaciones y las señales mal interpretadas, de todo el dolor y la vergüenza uno nunca jamás debe perder la esperanza.

he's just not that into you

1 comentario: